Confesión

                          A Betty Dorado

  

Betty: ¿Te acuerdas de la canción

del que se marchaba llorando

para siempre?

¿Te acuerdas?… 

El amor es una maldición sin edad

Una locura sin tiempo

El amor es un sueño imposible

Borraste tantas veces las palabras

"te quiero" del pizarrón sin enterarte nunca de que era yo quien las escribía

Tú tan grande Yo tan pequeño

Cada tarde me marchaba a casa

triste y cabizbajo

Mi pesada sombra con maletín

se hacía pedazos en las calles casi oscuras Y como si fuera un ladrón los perros ladraban y aullaban a mi paso

Betty: ¿Te acuerdas de la canción

del que se marchaba llorando

para siempre?

¿Te acuerdas?…